viernes, 17 de febrero de 2012

Reforma tributaria en Guatemala

Guatemala, Febrero 16 del 2012.- El Congreso de la República aprobó de urgencia nacional la Ley de Actualización Tributaria, con la que el gobierno pretende aumentar los ingresos del Estado frenando el alza de la deuda pública.
Según la nueva normativa las empresas y profesionales que facturen mensualmente hasta 30.000 quetzales (3.865 dólares), deberán pagar un 5 % de Impuesto Sobre la Renta (ISR). Quienes facturen más de esa cantidad deberán pagar el 7% más una cuota de Q 1,500 (193 dólares).
Los asalariados en dependencia que anteriormente presentaban la planilla del Iva pagarán un 5 % cuando sus ingresos anuales sean menores a 300.000 quetzales (38.659 dólares) y un 7 % cuando superen esa cantidad.
Además, la ley establece que las personas individuales en relación de dependencia podrán deducir de su ISR hasta 60.000 quetzales.
Sin embargo, de ese total deberán comprobar 12.000 quetzales (1.546 dólares) con una planilla de Impuesto al Valor Agregado (IVA) a través de facturas que estarán sujetas a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).
La Ley de Actualización Tributaria también prohíbe la importación de vehículos con 10 años de antigüedad y de automóviles que tengan siete años y que hayan sufrido accidentes.
Este primer paquete de la reforma fiscal fue presentado el pasado 3 de febrero por Pérez Molina, con el fin de aumentar la carga tributaria que en el 2011 alcanzó un 11,2 % del producto interno bruto (PIB).
Según la proyecciones del Ministerio de Finanzas, con estas reformas este año se recaudarán unos 1.200 millones de quetzales (154 millones de dólares).
En 2013, la cifra llegará a 4.300 millones de quetzales (552 millones de dólares) y en 2014 a unos 4.500 millones de quetzales (579 millones de dólares).
En 2011, la recaudación tributaria en Guatemala fue de 40.260 millones de quetzales (5.174 millones de dólares), un 15,8 % más que en 2010, y para este año se pretende superar esa cifra.